Hay reglas especiales para las personas ciegas o con visión limitada.

Consideramos que una persona es legalmente ciega bajo las reglas del Seguro Social si su visión por el mejor ojo no se puede corregir a mejor de 20/200 o si su campo visual es de 20 grados o menos desde el punto de fijación, a pesar de usar lentes correctivos. Muchas personas que se consideran legalmente ciegas aún mantienen cierto grado de visión y pueden leer letras grandes y caminar sin necesidad de un bastón o de un perro guía.

Si no cumple con la definición legal de ceguera, es posible que todavía tenga derecho a beneficios por incapacidad si sus problemas de visión, por sí solos o en combinación con otros problemas médicos, le impiden trabajar.

Hay reglas especiales que reconocen el serio impacto que tiene la ceguera en la capacidad de una persona para trabajar. Por ejemplo, el límite de ganancias de trabajo mensuales para las personas ciegas normalmente es mayor que el límite que se les aplica a los trabajadores incapacitados que no están ciegos.

En el 2014, el límite de ganancias mensuales es de $1,800.

Veamos los otros requisitos más detenidamente: