¿Cómo me afectan los cambios recientes a los beneficios de Seguro Social?

La Ley de Presupuesto Bipartidista del 2015 (Ley Pública 114-74, del 2 de noviembre de 2015), hizo algunos cambios en las leyes que gobiernan la reclamación de beneficios de Seguro Social por jubilación y beneficios recibidos como cónyuge. La Sección 831 de la ley titulada Closure of Unintended Loopholes (cierre de tecnicismos involuntarios) estipula varios cambios a la Ley del Seguro Social y clausuró dos tecnicismos complejos utilizados principalmente por las parejas casadas. Esta hoja informativa explica lo que está cambiando y cómo podría afectarle.

La decisión de cuándo comenzar a recibir sus beneficios de Seguro Social es una decisión compleja y personal. Le exhortamos que antes de solicitar los beneficios, investigue sus opciones. También puede comunicarse con el Seguro Social al 1-800-772-1213 (TTY 1-800-325-0778) y hablar con uno de nuestros agentes acerca de sus opciones.


Elección del momento oportuno para solicitar beneficios múltiples (también conocido como «suposición de solicitar los beneficios»)

¿Cuál era el tecnicismo? Al presente, la ley estipula un incentivo para que usted aplace su propia solicitud para recibir los beneficios por jubilación: por cada mes que aplaza el recibir sus beneficios por jubilación, estos aumentan por el periodo de tiempo entre su plena edad de jubilación (FRA, por sus siglas en inglés) y sus 70 años de edad. Este tecnicismo permitió que algunas personas casadas comiencen a recibir los beneficios como cónyuges al cumplir su plena edad de jubilación, mientras dejaban que aumentaran sus propios beneficios de Seguro Social por jubilación por haberlos aplazado.

¿Cómo la ley está cambiando? De acuerdo con la ley vigente, si tiene derecho para recibir beneficios por jubilación y como cónyuge (o cónyuge divorciado) en el primer mes en que desee que comiencen sus beneficios, pero todavía no ha cumplido su plena edad de jubilación, debe solicitar ambos beneficios. Este requisito de solicitar ambos beneficios se conoce como «suposición de solicitar los beneficios», porque al solicitar uno de los dos, suponemos que también se considera haber solicitado para el otro.

Bajo la nueva ley, la suposición de solicitud se extiende aun a las personas que solicitan los beneficios mayores que su plena edad de jubilación. Además, la suposición de solicitud puede suceder en cualquier mes después que tenga derecho a beneficios por jubilación. Por ejemplo, si comienza a recibir sus propios beneficios por jubilación y más tarde tiene derecho a recibir los beneficios como cónyuge (o viceversa), «supondremos» que solicitó ambos beneficios, los suyos y los beneficios como cónyuge, tan pronto tenga derecho a los otros beneficios. La cantidad de sus beneficios será la cantidad que resulte ser la mayor de las dos cantidades.

¿Por qué razón se hizo este cambio? Históricamente, el recibir los beneficios como cónyuge, tuvo como razonamiento el aumentar los beneficios del cónyuge si la cantidad de sus propios beneficios era menor que los beneficios que recibía el otro cónyuge. Este cambio en la ley preserva la imparcialidad del incentivo de aplazar el recibir sus beneficios, pero esto significa que no puede recibir ningún otro tipo de beneficio y al mismo tiempo ganar créditos de Seguro Social por aplazar el recibir los otros beneficios.

¿Quiénes se verán afectados? La ley aplica a todas las personas que cumplen sus 62 años de edad a partir del 2 de enero de 2016, y quienes tienen derecho a recibir sus propios beneficios y a recibir los beneficios como cónyuge (o cónyuge divorciado). La suposición de solicitud solo aplica a los beneficios por jubilación, pero no aplica a los beneficios recibidos como sobreviviente. Si desea solicitar los beneficios porque su cónyuge falleció, entonces puede solicitar los beneficios como sobreviviente, pero restringir sus propios beneficios por jubilación. La suposición de solicitud también tiene algunas excepciones. Por ejemplo, la suposición de solicitud no aplica si recibe beneficios como cónyuge y al mismo tiempo tiene derecho a beneficios por incapacidad bajo su propio número de Seguro Social. Otro ejemplo es si recibe beneficios como padre o madre quien tiene bajo su tutela a un niño quien tiene derecho a recibir los beneficios como dependiente, entonces la estipulación de suposición de solicitud tampoco aplica. Comuníquese con el Seguro Social si tiene preguntas sobre su situación personal.

¿Cuándo y cómo el Seguro Social implementará este cambio? Ya hemos implementado este cambio con instrucciones específicas a nuestros agentes en nuestras oficinas locales debido a que la ley aplica a las personas que cumplen sus 62 años de edad a partir del 2 de enero de 2016. Mientras tanto, continuamos actualizando nuestro sitio de internet y nuestros materiales.

Ejemplo 1: Doña María cumple sus 62 años de edad después del 1º de enero de 2016, y su esposo, Don Juan, ya tiene 65 años de edad. Ambos tienen derecho a los beneficios por jubilación. Digamos que en marzo de 2020 doña María cumple su plena edad de jubilación y solicita los beneficios por jubilación. Doña María también tiene derecho a recibir beneficios como cónyuge, bajo el número de Seguro Social de don Juan. Doña María tiene que solicitar ambos beneficios. Ella ya no puede solicitar los beneficios como cónyuge y aplazar el recibir sus beneficios por jubilación. Doña María recibirá una cantidad combinada de ambos beneficios que equivale a la cantidad más alta de ambos beneficios.
Ejemplo 2: Doña Juanita es viuda y tiene 62 años de edad. Ella tiene derecho a recibir sus propios beneficios por jubilación y también beneficios como cónyuge sobreviviente. Este año, doña Juanita comenzó a recibir los beneficios como cónyuge sobreviviente, restringiendo el recibir sus propios beneficios por jubilación y así permitir que estos beneficios aumenten. Cuando doña Juanita cumpla sus 70 años de edad, ella comenzará a recibir sus propios beneficios por jubilación, y los beneficios que recibía como cónyuge sobreviviente terminarán porque la cantidad de sus propios beneficios es mayor. La estipulación de la ley no le afecta a doña Juanita porque la suposición de solicitud no aplica si tiene derecho a recibir los beneficios como cónyuge sobreviviente y sus propios beneficios por jubilación. Así que, doña Juanita recibirá los beneficios que le paguen la cantidad más alta.

Suspensión voluntaria de beneficios (mejor conocido como «presentar una solicitud e inmediatamente suspenderla»)

¿Cuál era el tecnicismo? Tal y como lo describimos anteriormente, la cantidad de sus beneficios por jubilación aumentan por cada mes que aplaza el recibir estos beneficios entre su plena edad de jubilación (FRA, por sus siglas en inglés) y sus 70 años de edad. Un tecnicismo en la ley permitía que una persona, quien había cumplido su plena edad de jubilación, pudiera solicitar los beneficios por jubilación y luego suspenderlos voluntariamente. Esto permitía el pago de los beneficios al cónyuge, mientras que el otro cónyuge aplazaba el recibirlos. El cónyuge que había aplazado el recibir los beneficios entonces comenzaba a recibirlos, por ejemplo a los 70 años, mientras que la cantidad de los beneficios por jubilación aumentó por cada mes que fueron suspendidos.

¿Cómo la ley está cambiando? La nueva estipulación de la ley, todavía permite la suspensión voluntariamente de los beneficios cuando cumpla su plena edad de jubilación (FRA, por sus siglas en inglés) con el fin de que los beneficios aumenten por aplazamiento de la solicitud. Pero esto significa que si otra persona, como su cónyuge, puede recibir los beneficios bajo su número de Seguro Social, los beneficios de su cónyuge también se suspenderán. Y, si ha suspendido sus propios beneficios, no podrá continuar recibiendo otros beneficios (tales como si usted recibe beneficios como cónyuge) bajo el número de Seguro Social de otra persona.

Sin embargo, existen algunas excepciones a la estipulación. Si recibe beneficios como ex cónyuge, puede continuar recibiendo los beneficios, aunque su ex cónyuge suspenda voluntariamente sus propios beneficios.

¿Por qué razón se hizo este cambio? No tiene lógica el pagar beneficios a los dependientes del trabajador primario, si éste no está jubilado ni está recibiendo los beneficios de Seguro Social. También se conserva la imparcialidad del incentivo para aplazar el recibir los beneficios, y así las parejas no reciben simultáneamente un beneficio, mientras obtienen un bono por aplazar el recibir los otros beneficios.

¿Quiénes se verán afectados? La nueva estipulación de Ley aplica a las personas que solicitan una suspensión voluntaria de los beneficios a partir del 30 de abril del 2016, o sea 180 días después de la promulgación de la estipulación. Acuérdese, que debe haber cumplido su plena edad de jubilación (FRA, por sus siglas en inglés) para poder solicitar una suspensión de los beneficios.

En algunas situaciones, aceptaremos las solicitudes recibidas antes del 30 de abril de 2016, aunque no se puedan procesar hasta después del 30 de abril de 2016. Por ejemplo, si ya cumplió su plena edad de jubilación y se comunica con nosotros expresando que quiere solicitar sus beneficios y suspenderlos, pero no podemos tomar su solicitud sino hasta el mes de junio de 2016, entonces honraremos su solicitud de solicitar y suspender porque se comunicó con nosotros antes del 30 de abril de 2016.

Si voluntariamente suspendió sus beneficios antes del 30 de abril de 2016, entonces la ley no le afecta y puede permanecer en estado de suspensión voluntaria. Además, si envía su solicitud antes del 30 de abril de 2016 y su cónyuge o hijos tienen derecho a recibir los beneficios bajo su número de Seguro Social, ya sea antes o después de esta fecha, no se verán afectados por la nueva estipulación y continuarán recibiendo los beneficios.

¿Cuándo y cómo el Seguro Social implementará este cambio? Hemos instruido a nuestros agentes en las oficinas locales para que puedan responder a sus preguntas relacionadas con las solicitudes para recibir los beneficios por jubilación y la suspensión de los mismos a partir del 30 de abril de 2016.

Ejemplo: Don Tomás cumple sus 66 años de edad y su esposa, doña María, cumplirá sus 62 años de edad en el 2016. Don Tomás comienza a recibir sus beneficios por jubilación cuando cumple su plena edad de jubilación en junio de 2016, al mismo tiempo, doña María comienza a recibir los beneficios como cónyuge basados en el número de Seguro Social de don Tomás. Entonces, don Tomás decide suspender sus beneficios. En los últimos años, esto habría permitido que doña María continuara recibiendo los beneficios como cónyuge, mientras que don Tomás podría comenzar a recibir sus propios beneficios a los 70 años de edad, después de sus beneficios aumentaron por haber aplazado su solicitud. Este ejemplo cambia bajo la nueva estipulación porque don Tomás ya cumplió a su plena edad de jubilación y solicitó la suspensión de sus propios beneficios después del 30 de abril de 2016. Por lo tanto, don Tomás está sujeto a la nueva estipulación. Él todavía pudo optar por suspender sus beneficios voluntariamente, pero si suspende sus beneficios, los beneficios como cónyuge que recibe doña María también serán suspendidos.